Artículos

Las energías renovables cubrirán el 20,8% del consumo de energía en España en el año 2020

Consejo de Ministros

El Gobierno aprueba la Planificación Energética Indicativa y el Plan de Energías Renovables (PER) a 2020, que establece el camino para que España supere el objetivo de la UE de que un 20% del consumo de energía sea de origen renovable en 2020.

La electricidad renovable cubrirá el 61% del objetivo del PER en 2020. Las renovables subirán su peso en la generación eléctrica en un 30%, en un 57% en los usos térmicos y en un 125% en el transporte.

El PER generará un beneficio económico estimado en 29.000 millones de euros gracias a las menores importaciones de hidrocarburos. Además, en el periodo se evitará la emisión de 171 millones de toneladas de CO2.

Se consolidan las tecnologías maduras y se propone regular el autoconsumo y apostar por la I+D con tecnologías como la geotermia o la energía de las olas.

11.11.2011.- El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la Planificación Energética Indicativa y el Plan de Energías Renovables 2011-2020. El documento de Planificación Indicativa dibuja el horizonte energético de cara a 2020 para el conjunto del sistema mientras que el PER tiene el objetivo de lograr, tal y como indica la Directiva comunitaria, que en el año 2020 al menos el 20 % del consumo final bruto de energía en España proceda del aprovechamiento de las fuentes renovables.

La Planificación Energética Indicativa estima un consumo de energía final en España al término del período de valores sólo ligeramente superiores a los actuales, calculados en 102.220 (ktep), con una estructura en la que destaca el aumento del peso de la electricidad, del gas y de las renovables de uso final, que se compensan con el fuerte descenso del consumo de productos petrolíferos. Con estas estimaciones, se prevé un fuerte aumento del peso renovable en el mix, que según el PER pasará de una contribución del 13,2% en 2010 a un 20,8% en 2020, y no se considerían necesario un aumento de las centrales térmicas.

Planificación Energética Indicativa

Según el informe de Planificación Energética Indicativa elaborado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo con el horizonte de 2020, la progresiva participación de las energías renovables en la cesta energética española, junto a la reducción de nuestras importaciones de energías fósiles (carbón, petróleo y gas), en un porcentaje que pasará del 77% actual a un 70,9% en el año 2020, son los dos factores que contribuirán a aminorar significativamente nuestra dependencia energética del exterior en los próximos años, continuando un proceso de sustitución de energías foráneas por fuentes autóctonas que ya se inició a partir del bienio 2005-2007 y que puede mejorar en algo más de 6 puntos el grado de nuestro autoabastecimiento energético, hasta alcanzar en 2020 un porcentaje del 31,5%.

La conjunción de ambos factores, mayor participación de las renovables y menores consumos de combustibles fósiles, favorecerá por añadidura la reducción de las emisiones de CO2 en la próxima década, en particular en los procesos de generación de electricidad, que irán siendo cada vez más sostenibles y más limpios, de forma que en 2020 se emitirá un 11,8% menos por cada kilovatio/hora producido.

Las previsiones apuntan, además, a una mejora de la intensidad de energía final en una media del 2% anual.

Todo ello en un marco en el que el consumo de energía final en España al término del período considerado alcanzará valores sólo ligeramente superiores a los actuales, calculados en 102.220 (ktep), con una estructura en la que destaca el aumento del peso de la electricidad, del gas y de las renovables de uso final, que se compensan con el fuerte descenso del consumo de productos petrolíferos.

Respecto al carbón para usos finales, sólo se estima la recuperación de los niveles de consumo anteriores a la crisis. Por su parte, la producción eléctrica de origen nuclear se mantendrá constante, por lo que disminuirá su participación porcentual en el mix de generación al aumentar la demanda total de electricidad.

Fuente: http://www.idae.es/

Un estudio de Oracle aboga por la transformación energética en Europa mediante redes inteligentes

Oracle, en colaboración con la consultora de investigación de tendencias The Future Laboratory, presenta “Future of Energy”, un estudio que analiza el papel que las redes inteligentes jugarán para cumplir los objetivos de eficiencia energética fijados en la Estrategia de reducción de las emisiones de carbono para 2050 de la Unión Europea, que se plantea un recorte de entre el 80 y el 95% de las emisiones de efecto invernadero en 2050 respecto a los niveles de 1990. El informe destaca los problemas de suministro de electricidad que deberán ser resueltos en las próximas cuatro décadas y las tendencias que se combinarán para lograr la eliminación de los combustibles fósiles (la “descarbonización”) de la industria y de la sociedad.

  • The Future Laboratory reclutó a un panel de expertos procedentes de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) -entre ellos, Hans Martens (Comisión Europea), Will Pearson (Grupo Euroasiático) y Monika Stajnarova (BEUC)- para examinar cómo pueden cumplirse los objetivos de emisiones contaminantes para 2050, a través de la inversión comercial, la implicación de los consumidores y las iniciativas públicas. Asimismo, los expertos aportaron sus puntos de vista sobre el papel que jugará la tecnología en el camino hacia un futuro de energía inteligente.
  • El estudio afirma que gobiernos y operadoras deben introducir políticas “de empuje” y arquitecturas adecuadas para fomentar el cumplimiento de los objetivos de eficiencia energética. Esto incluye:
    • Ganar el apoyo del consumidor, ofreciéndole diversos incentivos que ayuden a reducir la demanda energética sobre la red eléctrica por parte de los usuarios domésticos.
    • Introducir nuevas leyes que promuevan el cambio.
    • El informe declara que las redes inteligentes capaces de integrar las tecnologías limpias –como la energía eólica y la solar-, y también capaces de alinear eficazmente el suministro y la demanda energética, jugarán un papel crítico para lograr la reducción del uso de carbón. Por otro lado, los datos serán tan importantes como la energía en sí misma en la red eléctrica del futuro, y la correcta interpretación de estos datos tendrá una importancia central para salvaguardar la seguridad energética.
    • Utilizar las TIC para la convergencia de los datos será también necesario para garantizar la transformación energética.
    • The Future Laboratory identificó varias áreas tecnológicas clave que jugarán un papel fundamental para hacer frente al crecimiento de la demanda de electricidad. Entre ellas:
      • Proporcionar suministros eléctricos fiables, especialmente por el movimiento de las economías a una dependencia aún mayor sobre la tecnología digital.
      • Utilizar herramientas avanzadas de gestión de la demanda para fomentar el traspaso de cargas durante los picos de demanda.
      • Implementar sistemas de información inteligentes capaces de responder prácticamente en tiempo real a la fijación dinámica de precios, proporcionado a los clientes precios de la electricidad diferenciados en tiempo real.
      • Hacer que los datos de consumidores y las tarifas dinámicas de electricidad estén rápidamente disponibles para animar el desarrollo de nuevos modelos de negocio, fomentar la competencia y transformar el mercado.
      • Sin embargo, el estudio confirmó que existen numerosas vulnerabilidades que afectan a la adopción de las redes inteligentes, como la falta de inversión en concienciación y educación de los consumidores, la necesidad de garantizar la privacidad y seguridad de extremo a extremo, y la ausencia de estándares comunes.
      • Los expertos que han participado en el estudio consideran que la rápida adopción de los vehículos eléctricos tendrá un impacto significativo sobre las redes inteligentes, al acelerar las inversiones en infraestructura, animar el suministro de nuevos servicios y promover la concienciación y compromiso público con el consumo energético.
      • El informe “Future of Energy” concluye que unos objetivos ampliamente compartidos sobre seguridad energética, la reducción de las emisiones y el crecimiento económico continuado son claves para el desarrollo de una red inteligente capaz de suministrar eficiencia energética y responder a la demanda, así como integrar las fuentes energéticas renovables y de otro tipo.

El caso español

  • El informe presenta algunas conclusiones específicas para el caso español. Entre ellas destacan las siguientes:
    • La capacidad de energía solar instalada en España en 2008 fue mayor que la capacidad de energía solar instalada en todo el mundo en 2007.
    • Una de las iniciativas de la UE para reducir las emisiones de gas es la instalación de contadores inteligentes. Mientras que países como Italia ya los han instalado en todos los hogares y Escandinavia en el 50%, España tiene previsto llevarlo a cabo en 2018.
    • En producción de energía fotovoltaica, Alemania lidera el ranking con 17.000MW anuales, y España es el segundo mayor productor con 4.000 MW.
    • España ha reducido un 11% el consumo energético a causa de la crisis, pero la tendencia es que la demanda se incremente en los próximos años.
    • Ha aumentado la proporción de energía nuclear de un 3% a un 11% en los últimos 40 años para contrarrestar la dependencia del petróleo. En este mismo periodo, ha aumentado el peso de las energías renovables de un 5% a un 9% gracias al apoyo de políticas gubernamentales.
    • Los incentivos tarifarios para la energía solar introducidos en 2004 resultaron mucho más eficaces de lo esperado, aunque la posterior inconsistencia de las políticas de fomento de energías renovables ha desanimado al sector. Por ello, es necesario el firme compromiso gubernamental para impulsar el uso de la energía limpia.



Fuente: http://www.mkm-pi.com/

La nueva residencia de Ceuta será un edificio ecoeficiente con la última tecnología en domótica

En la ciudad de Ceuta se ha proyectado la construcción en breve plazo de tiempo de una nueva residencia para mayores que llevará por nombre Santo Ángel.La Fundación Gerón es la promotora de esta edificación sobre la que se ha dado a conocer varias cosas, además de que contará con 180 plazas.

Así, en primer lugar se ha hecho público que dicho edificio va a ser uno de los llamados ecoeficientes. De esta manera, y teniendo como máxima a lograr contribuir a la sostenibilidad medioambiental y a la protección del entorno, esta residencia estará dotada con varios sistemas que contribuirán a aquello.

Para ello, el arquitecto (Miguel Ángel López) ha establecido que en esta construcción se utilice la energía geotérmica, es decir aquella que procede del suelo, para conseguir ahorrar en el consumo eléctrico. Y lo mismo se logrará con la instalación de diversos dispositivos de energía solar gracias a los cuales tanto calefacción como agua caliente se obtendrán de aquellos.

Y eso sin olvidar tampoco que Santo Ángel contará con grandes cristaleras con el claro objetivo de aprovechar lo máximo posible la luz del exterior y así consumir menos luz eléctrica.

Pero además de todo lo citado, dicha residencia estará dotada con las últimas tecnologías en el campo de la domótica. En este sentido se tiene previsto, por ejemplo, instalar telemandos para las personas que se encuentren en cama, detectores volumétricos gracias a los cuales se detecten posibles caídas, accesos automatizados o controles de errantes.

Todo un amplio conjunto de actuaciones domóticas e inmóticas por tanto que persiguen básicamente dos objetivos: conseguir la comodidad y mejor calidad posible de las personas que vivan en dicha residencia, y contribuir a la sostenibilidad medioambiental al mismo tiempo.

Fuente: http://www.domoticausuarios.es/

A toda máquina: de M2M a las ‘ciudades inteligentes’

Aunque no son nuevas, la evolución de las tecnologías comprendidas en el amplio concepto de M2M (machine-to-machine) y la adopción de IPv6, que permitirá asignar direcciones IP prácticamente sin límites, está favoreciendo la explosión de estos sistemas para todo tipo de aplicaciones. El próximo paso será la ‘Internet de las cosas’, un escenario de miles de millones de máquinas conectadas en red y en constante comunicación entre sí.

Leer más: A toda máquina: de M2M a las ‘ciudades inteligentes’

La electricidad inteligente ya está aquí

Si ha oído hablar de las smart grids y le parece que el palabro no tiene nada que ver con usted, vaya preparándose. La electricidad inteligente ya está aquí, en fase de demostración en Málaga, y cambiará radicalmente nuestra relación con algo tan cotidiano como es la luz. Esa relación, que ahora se limita a encender un interruptor y a dar orden al banco para pagar la factura, "se ampliará en los próximos años", explica Jordi Roca, socio especialista en ciudades inteligentes de Accenture, "según las compañías aceleren el despliegue de las llamadas redes inteligentes". "Podremos conocer nuestro gasto en tiempo real, contratar tarifas que permiten discriminar consumos y participar en el mercado eléctrico [como productores]", dicen desde Iberdrola. Este esquema, la llamada generación distribuida, está llamado a provocar una auténtica revolución en el modo de cómo se genera y consume electricidad. "Al contrario del modelo actual", explica José Luis Marín, director general de red de Endesa, "en el que la electricidad se produce en grandes centros y se distribuye hacia millones de clientes, estos podrán en el futuro generar su propia energía, en chalés o edificios, con placas fotovoltaicas o microturbinas eólicas, y así verter a la red la que les sobre". Pagarán apenas el saldo neto entre lo que consumen y lo que producen.

Será bueno para los usuarios, que pagarán menos. Y para el sistema eléctrico, que ganará eficiencia. "Cuando la generación distribuida esté en marcha", apunta Santos García, director general de Enertis Solar, "la mayor parte de la electricidad se producirá y consumirá en el marco de una ciudad o un barrio, lo que eliminará las pérdidas de energía causadas por el transporte a larga distancia, entre el 10% y el 15%". Esto aún no se puede hacer. Los propietarios de placas no pueden mezclar las dos energías, la suya y la de la red. "Para hacer el net metering, sacar el saldo neto entre lo que consumes y produces, necesitas tener un contador inteligente y que la red esté automatizada hasta tu casa".

"Aparte del interés para los consumidores", explica Enrique Díaz-Plaza, director de negocio energético en IBM, "con las smart grids se busca aumentar la eficiencia energética, disminuir el consumo, ampliar el uso de las renovables, reforzar la seguridad del suministro y reducir el impacto ambiental".

"La posibilidad de contratar tarifas especiales, por ejemplo en horas valle", señala Andrés Seco, director para España de Kema, una consultora especializada en redes inteligentes, "es que los usuarios centren parte de sus consumos a ciertas horas". Los meters, que son como un pequeño ordenador telecomunicado, permitirán que estas decisiones se adopten automáticamente. "Estas redes", subraya Marta Méndez, responsable de automatización de energía en Siemens, "son decisivas para maximizar el uso de las renovables en el sistema".

Otro tema es el de la seguridad de suministro. "Los clientes", explica Marín, de Endesa, "podrán apuntarse a tarifas especiales, más baratas, a cambio de que se les pueda reducir la potencia en situaciones de fuerte demanda". Algo que se efectúa automáticamente con el contador inteligente. Este procedimiento evitaría los apagones bruscos. Los meters permiten también que el cliente gestione las facturas o cambie la tarifa cuando quiera", explican en Iberdrola. O que, como explica Jordi Roca, de Accenture, "los usuarios puedan recibir servicios domóticos".

A las compañías, las smart grids les permiten supervisar en tiempo real lo que ocurre en la red y detectar anomalías. "Podemos evaluar permanentemente", sostienen en Iberdrola, "si la tensión es correcta, si la potencia está equilibrada o si hay pérdidas, mejorando la calidad del suministro al disminuir las incidencias y la duración de las mismas". Un consumo más uniforme permite redes mejor dimensionadas e importantes ahorros. Un estudio de la UE (Bio intelligence study) señala que hasta 2020 en Europa podrían ahorrarse 7.500 millones de euros anuales.

Las smart grids, bautizadas ya como Electricidad 2.0 o Internet Eléctrico, son el efecto de la aplicación de hardware y software informático y de telecomunicaciones, lo que convertirá las actuales redes tontas en listas. "La clave", apunta Díaz-Plaza, de IBM, "está en que las actuales redes, unidireccionales (la información y la luz se transmiten desde el generador y el distribuidor al usuario), se conviertan en bidireccionales: la electricidad y la información circularán en ambos sentidos".

Todo esto cambiará las eléctricas. Su modelo de negocio se reenfocará de la producción a la distribución. Las compañías se convertirán en gestoras de la red.

Pero si la generación distribuida está a punto de convertirse en realidad es porque ahora tenemos tecnologías de producción y monitorización que hace poco no estaban disponibles. Es el caso de las placas fotovoltaicas o de los microaerogeneradores. También ha mejorado la llamada interoperabilidad tecnológica. Además, la compatibilidad de contadores que cumplan el protocolo de comunicaciones Prime ha sido un éxito.

Muy importante es, por tanto, la sustitución de los contadores magnéticos -con cien años de antigüedad- por los smart meters. Un despliegue que, según reconoce José Luis Roncero, vicepresidente de CapGemini, "requiere una gran inversión. En España hay unos 23 millones de contadores, y teniendo en cuenta que cada uno de los nuevos sale por 150 euros, la inversión total supera los 3.000 millones". Aun así, las eléctricas han cogido carrerilla. Endesa, con 13 millones de contadores, ha instalado ya medio millón y llegará al millón en diciembre. Terminará el proceso en 2017.

Por ahora, lo único que hay son proyectos en demostración. El más ambicioso es el de Málaga, liderado por Endesa e IBM, en el barrio de la Misericordia. "Hemos instalado ahí 12.500 meters en hogares, 300 en industrias y 900 en empresas de servicios. El objetivo del proyecto", señala Díaz-Plaza, "es lograr un ahorro energético del 20%".

Para Endesa, el proyecto del bario de la Misericordia de Málaga es solo la primera etapa de un programa más ambicioso, que pasa por la implantación de programas similares en otras ciudades. "Nos vienen a visitar de todo el mundo", indica Marín, "desde el Gobierno de Corea del Sur hasta la Marina estadounidense".

Iberdrola no le va a la zaga: acaba de instalar 90.000 contadores inteligentes y ha adaptado 520 centros de transformación en la primera fase del proyecto que desarrolla en Castellón. La compañía, que pretende extender este tipo de infraestructura a toda la provincia, ha comenzado también los primeros trabajos en Alicante y Valencia. Otro de sus proyectos, con el Ente Vasco de la Energía, es el desarrollo de la red eléctrica en Bizkaia. También Siemens, un fabricante de equipos, participa en varios proyectos, entre ellos el Barcelona Zona Innovaciò, en la Zona Franca. "Se trata", apunta Marta Méndez, "de una microrred inteligente con contadores, generación distribuida, soluciones de movilidad y eficiencia energética en edificios en un espacio en el que habrá entre 300 y 500 empresas".

Estas redes ayudarán, además, a conformar un nuevo sector de actividad en el que confluyen las eléctricas, los consultores, las empresas de outsourcing y los fabricantes. "Se trata", incide Marta Méndez, de Siemens, "de un mercado muy potente y que está creciendo muchísimo". Al margen de los gigantes como Siemens, ABB o Schneider, hay un grupo de empresas españolas bien preparado para jugar fuerte en el nuevo sector. "Destaco", asevera Andrés Seco, de Kema, "a empresas como ZIV, Circutor u Orbis, especialistas en metering [contadores] concentradores de datos y soluciones con tecnologías propias, a la cabeza de Europa".

Y eso sin olvidar que nuestras eléctricas están implementando redes inteligentes fuera de España. Iberdrola está promoviendo en EE UU, a través de su filial Central Maine Power (CMP), una red inteligente para los 620.000 clientes de la compañía, mientras que en Glasgow desarrolla un proyecto para la instalación de 30.000 contadores inteligentes.

Fuente: http://www.domonetio.com/

Datos de Contacto

freeDôm
Calle General Moscardó, 3
Local G.
28020. Madrid.

T +34 91 828 19 73
freeDôm
Localízanos