Cómo tener una casa domótica por mil euros

La Escuela Politécnica Superior de la UMA acoge entre hoy y el jueves un congreso «pionero» con los últimos avances en este campo

Hoy en día, con un teléfono móvil u otro dispositivo relativamente accesible como una ‘smart tv’ es posible avanzar en el reto de vivir en una casa domótica. Nada que ver con la imagen que se tenía hace apenas unos años, cuando esta tecnología se vinculaba a lujos inalcanzables y, sobre todo, a muchos miles de euros. Los últimos avances en esta disciplina han dejado una realidad al alcance de casi todos: «En la actualidad es posible tener una casa domótica con una inversión de mil euros». Quien lo dice es una voz más que autorizada en la materia, de hecho es el ‘alma mater’ del Congreso SHUR (First Internacional Conference on Smart Homes &Urban Rnewal), una cita «pionera» que entre hoy y el jueves tendrá lugar en la sede de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Málaga. Él es Salvador Merino, profesor titular de Matemática Aplicada de la UMA y profesor tutor de Matemáticas de la UNED y el organizador de un programa capaz de abordar en un solo foro cuestiones como la domótica, los entornos inteligentes, la arquitectura, la eficiencia energética y la regeneración urbana.

Y todo ello, además, con el concurso imprescindible tanto de las empresas pioneras en el sector como de los investigadores que avanzan al ritmo frenético de la tecnología. «La aplicación de los avances en la vida cotidiana es prácticamente inmediata», sostiene Merino, que pone como ejemplo de ‘vida cotidiana’ el caso de una vivienda de unos cien metros cuadrados que apenas necesitaría una instalación de mil euros –hace no tanto costaba 9.000 de media– y un pequeño equipo de unos 30 para lograr la máxima eficiencia energética. Y otro dato a tener en cuenta: a partir del primer año la instalación ya es rentable.

Es precisamente ahí, en el campo del ahorro y de la optimización de recursos, donde más se ha avanzado en los últimos tiempos, más allá del estereotipo del consumidor común que vincula la domótica a mil y una pantallas o dispositivos que van encendiendo y apagando luces a nuestro paso. En este caso, la aplicación de los avances es mucho más práctica. «Con estas nuevas tecnologías conseguimos un importante ahorro de energía, ya que se ajusta el consumo de la instalación eléctrica y además se prolonga la vida de los electrodomésticos», observa el especialista, que añade con indisimulado orgullo que la Universidad de Málaga «es pionera en todos estos campos, ya que contamos con la primera titulación propia en domótica».

Esta circunstancia, unida al hecho de que la Costa del Sol es una referencia mundial en instalación de estos dispositivos –sobre todo vinculados al lujo– han añadido un interés extra al congreso que arranca hoy, donde tendrán un papel destacado tanto las empresas colaboradoras que presentarán sus últimas innovaciones como la docena de alumnos que cursan el Master de Domótica de la UMA, el primero que se puso en marcha en el territorio nacional y que lleva apenas funcionando tres cursos.

El interés por las investigaciones que se impulsan en este programa especializado es tal que en primer lugar todos los alumnos –este año han sido doce– terminan contratados en empresas colaboradoras de la talla de Siemens o Phillips, y por otra parte la implantación de las innovaciones es tan inmediata que los estudiantes que concurren a esta cita van con las patentes «desarrolladas» para que puedan ser compradas de inmediato. Así funciona el mercado de la domótica. «Este año tenemos unas diez patentes», avanza el profesor Merino, que diversifica la oferta de ‘lo último’ entre los dispositivos «que toman las decisiones por ti para gestionar la electricidad», las impresoras en 3D que ya imprimen edificios o las nuevas técnicas de iluminación, «desde las más baratas a las más caras y exclusivas».

 

Fuente: Diario Sur

Comparte

Rubén García, Coordinador del proyecto europeo mySMARTLife: Desarrollar ciudades inteligentes.

 

Desarrollar ciudades inteligentes a partir de estrategias sólidas, con sus habitantes como centro de esa transformación, es la base de la que parte el proyecto mySMARTLife, del que participan 28 socios de siete países bajo la coordinación de Rubén García, Director de Proyectos de Smart City en la Fundación Cartif. Con él abordamos los retos de las ciudades europeas para su transformación energética y económica, la evolución del trabajo en red de mySMARTLife y de Palencia como Smart City, ciudad española que forma parte del proyecto.

Leer más...

Casas más listas que el hambre: la domótica ya está cambiando nuestros hogares

Casas más listas que el hambre: la domótica ya está cambiando nuestros hogares

La clave es que la casa esté conectada a la red y en pocos años los hogares van a estar hiperconectadas. Abriremos la puerta de casa con el móvil, vía Bluetooth.

Leer más...

Estudiantes construyen primera casa inteligente

Estudiantes construyen primera casa inteligente

Dos estudiantes de la Escuela Militar de Ingeniería (EMI), de Cochabamba, lograron construir la primera casa inteligente con un sistema domótica. 

Leer más...

Datos de Contacto

freeDôm
Calle General Moscardó, 3
Local G.
28020. Madrid.

T +34 91 828 19 73
freeDôm
Localízanos