La inteligencia artificial llega a las aplicaciones de domótica.

Una aplicación, denominada "Neexr", permite controlar y programar dispositivos domóticos desde terminales móviles y convertir objetos cotidianos en inteligentes.

Disponer de la capacidad de controlar cualquier tipo de dispositivo desde el teléfono móvil o tableta no es nada nuevo en el mercado.

Desde hace años son cientos las aplicaciones tanto de compañías dedicadas a la domótica como de los propios fabricantes de todo tipo de electrodomésticos quienes ofrecen a los usuarios un amplio abanico de posibilidades para tener bajo control desde las funciones del televisor hasta la activación del sistema de seguridad de cualquier vivienda.

Sin embargo, muchos desarrolladores quieren ir más allá y dotar a estos instrumentos de algoritmos que permitan una mayor libertad a la hora de depender de las decisiones del usuario, e ir aprendiendo los hábitos del mismo para crear rutinas lo más cercanas posibles a las decisiones a tomar en según qué momentos, sin necesidad de una autorización instantánea. Uno de los grandes problemas de estas aplicaciones es conseguir el equilibrio entre llos detalles de su interfaz para obtener una cercanía a l usuario y la posibilidad de que ésta sea eficaz, rápida y directa. la base de un buen administrador de un sistema domótico, bien para la totalidad de una vivienda o bien para un sólo aparato, es que no necesita forzosamente una interfaz bonita e intuitiva, sino una interfaz  funcional, y claramente fiable, ya que es el fin el que justifica su utilización.

Entre los avances de los últimos meses están los presentados este verano por la empresa del Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche Sicer Domotics, que ha desarrollado una aplicación, denominada "Neexr", que permite controlar y programar dispositivos domóticos desde terminales móviles y convertir objetos cotidianos en inteligentes.

Esta aplicación posibilita al usuario un control minucioso de diversos aparatos del hogar sin siquiera estar en ella.

Así, es posible encender y desconectar luces, usar la iluminación de casa como despertador, apagarla cuando no haya nadie o vincularla al horario del atardecer o amanecer local.

También es posible optimizar el consumo de energía, localizando fugas energéticas o avisando al usuario de un gasto eléctrico excesivo mediante un cambio de color en la iluminación, han señalado las mismas fuentes.

Aún hay que esperar a desarrollar sistemas más complejos y completos, pero los pasos dados en esta dirección de aplicaciones que toman  decisiones independientes del propio usuario abren nuevos debates sobre el desarrollo de la inteligencia artificial y la responsabilidad digital.

Fuente: www.laregion.es

Comparte

As Mercedes, en la vanguardia domótica

El origen es un premio que permite encender la calefacción del centro desde un móvil

Leer más...

Jung y el Hotel Barceló Torre de Madrid combinan diseño y tecnología en un nuevo paradigma de calidad

Uno de los edificios más representativos de la ciudad al final de la Gran Vía madrileña alberga el Hotel Barceló Torre de Madrid, un it-hotel que combina las formas arquitectónicas de una década dorada, la de los años 1960, con el diseño de vanguardia y lo último en control de iluminación y accesos, y mecanismos eléctricos de Jung.

Leer más...

Las ciudades del futuro, las smart cities

El término Smart City es como el término “sostenible”, “reciclable”, “economía circular”… Son palabras que se ponen de moda y comienzan a usarse por todas partes, aunque muchas veces sin ningún sentido.

Leer más...

Datos de Contacto

freeDôm
Calle General Moscardó, 3
Local G.
28020. Madrid.

T +34 91 828 19 73
freeDôm
Localízanos