La Universidad de Jaén pone en marcha un laboratorio inteligente

Este laboratorio del CEATIC se concibe como un espacio donde los objetos cotidianos están conectados en red, que recogen información y procesarla.

El Centro de Estudios Avanzados en Tecnologías de la Información y la Comunicación (CEATIC) de la Universidad de Jaén ha puesto en marcha un laboratorio de inteligencia ambiental, concebido como un espacio donde los objetos cotidianos están conectados en red, siendo capaces de recoger información, procesarla y compartirla.

Universidad de Jaén

En este laboratorio de inteligencia ambiental subyacen dos conceptos emergentes que en los últimos años están transformando la forma de entender la tecnología. El primero es Internet de las Cosas, un paradigma donde los objetos cotidianos se encuentran conectados a la red permitiendo interactuar y comunicarse entre ellos. El segundo, es el concepto Ambiente Inteligente, donde el entorno que nos rodean se adapta a las personas que lo habitan gracias a las redes de sensores, a los procesos de razonamiento y a los actuadores sobre dispositivos heterogéneos.

En una superficie aproximada de 25 metros cuadrados se ha desarrollado el laboratorio de inteligencia ambiental construido sobre un apartamento donde se encuentran distribuidas las zonas habituales de una vivienda: un recibidor, un salón, una cocina y un dormitorio, con un aseo integrado. Además del equipamiento tradicional de una vivienda como el televisor, los electrodomésticos o la cama, se han incorporado objetos inteligentes como altavoces o luces controlables de forma remota y dispositivos wereables, que permiten, por ejemplo, monitorizar el sueño, las señales vitales o las emociones.

La comunicación de la información en el laboratorio de inteligencia ambiental se ha construido sobre una plataforma que permite la integración de nuevos elementos heterogéneos de forma escalable, sencilla y con un coste reducido, buscando simplificar la reutilización de los servicios ofrecidos a otros ambientes inteligentes, así como permitir su evolución ante el nuevo mosaico de tecnologías que seguirán surgiendo sobre dispositivos inteligentes.

Son inagotables las aplicaciones que pueden llevarse a cabo en este laboratorio, siendo las más prometedoras aquellas centradas en la asistencia tecnológica, que permitan apoyar a las personas en sus actividades diarias, facilitar y mejorar la experiencias de uso, trabajo, juego o vida y aquellas capaces de proporcionar información relevante en el momento y lugar necesario para tomar las decisiones adecuadas en tiempo real.

El apartamento inteligente se encuentra dirigido principalmente por una perspectiva de ingeniería desde campos tan diversos como la inteligencia artificial, la interacción persona-máquina, la tecnología de sensores, las redes de computadores y la computación ubicua. En su evolución y aplicabilidad será imprescindible contar con grupos multidisciplinares, tales como las Ciencias de la Salud, las Ciencias Sociales, las Ciencias de la Educación, etc.

 

Fuente: CasaDomo

Comparte

Las cerraduras August Smart Lock, compatibles con Amazon Alexa

La compañía estadounidense de cerraduras inteligentes y productos de acceso al hogar inteligente, August Home, ha anunciado la capacidad de desbloqueo de sus cerraduras August Smart Lock mediante los dispositivos de control por voz Amazon Alexa.

Leer más...

Sistema de automatización KNX para estancias y edificios

Esylux ha presentado un sistema de automatización de estancias KNX, cuyo diseño modular escalable permite un control preciso de la tecnología de estancias y edificios.

Leer más...

Estación de control domótico Octopus ICS-2000 para ser el dispositivo central del hogar inteligente

Trust Smart Home ha anunciado el lanzamiento de su nueva estación de control Octopus ICS-2000 con numerosas funciones y opciones para maximizar el confort en el hogar, actuando como dispositivo central del hogar inteligente.

Leer más...

Datos de Contacto

freeDôm
Calle General Moscardó, 3
Local G.
28020. Madrid.

T +34 91 828 19 73
freeDôm
Localízanos